martes, 7 de mayo de 2013

La vida sigue

La vida sigue



Llevo un año ya sin actualizar el blog. Siempre hay cosas más importantes, más urgentes y más divertidas que hacer. Al final todo se reduce a una cuestión de prioridades, como siempre.

Este ha sido un año complicado. Tanto a nivel profesional como personal. He tenido que tomar muchas decisiones, algunas de ellas bastante complicadas, que me han llevado a seguir caminos diferentes de los que seguía antes.

He abandonado durante tiempo indefinido el Karate. Tanto el entrenamiento como la asistencia a competiciones y otros eventos. Lo primero viene de mis lesiones repetidas de rodillas. El Karate ha sido  uno de los motores de mi vida pero me resulta imposible seguir entrenando si eso supone que después de cada clase tengo que volver a casa cojeando a ponerme hielo y tomarme algún antiinflamatorio para poder ir a trabajar al día siguiente. La asistencia a competiciones me es prácticamente imposible porque ahora trabajo con horario comercial, de lunes a sábado y necesito disponer de un día por semana para poder hacer compras, lavar y planchar ropa y dedicar un poco de tiempo a la familia y los amigos. 

Como no se puede pasar de amar las artes marciales a no entrenar nada, decidí en su momento cambiar y busqué una disciplina que fuera más benevolente con las rodillas. Me encontré con el Krav Maga y el Gracie Jiu-Jitsu. Ahora alterno los dos entrenamientos a los largo de la semana y estoy aprendiendo mucho. 

No voy a hacer comparaciones ni a opinar sobre los diferentes sistemas. Creo que el Sendero es uno, y que poco importa por dónde se recorra porque al final termina en el mismo sitio.

En el plano profesional ha sido un año muy difícil. Muchas cosas se torcieron y todavía las estoy enderezando, pero va por buen camino. 

En el plano personal... Tener una vida profesional muy complicada hace prácticamente inviable la existencia de una vida privada. Las jornadas de trabajo se alargan hasta el infinito y más allá y no queda mucho tiempo para salir, conocer gente o relacionarse con nadie. Tengo muchísima suerte de tener a mis amigos a mi lado contra viento y marea. A mis amigos y a mi familia.

Y en eso estoy, trabajando mucho, entrenando cuando no estoy lesionada y aprendiendo mucho. Sobre cómo gestionar tanto mi negocio como mi vida. 

Seguiremos informando :-)


1 comentario:

  1. Ya era hora de leerte de nuevo. Haz un huequito ;-)

    ResponderEliminar